El proceso de estrés implica que la persona perciba una amenaza y que perciba que no tiene los recursos para hacerle frente.